Publicado el 25 de Febrero de 2019 | Flor Velasquez

Podcast Evita lesiones conociendo tu pisada

Ir al podcastPodcast Evita lesiones conociendo tu pisada

Información muy importante para aquellos que justo comienzan en la práctica del running

Pisar de forma errónea puede ser el causante de lesiones como:

  • Tendinitis
  • Esguinces
  • Fascias plantares
  • Fracturas por estrés
  • Sobrecargas musculares
  • Basculaciones pélvicas
  • Condropatías

Si estás dispuesto a dar el primer paso y salir corriendo, pues, primero debes saber lo súper importante de conocer tu tipo de pisada y así usar la adecuada zapatilla y evitar lesiones.

Identificar y estar consciente de tu tipo de pisada, es mucho más importante de lo que parece y así, dar inicio al maravilloso mundo del running.

Y estas son:

Pronador: Este tipo de pisada se identifica cuando "se pisa hacia adentro", ya que  es normal que se apoye primero el talón y después el pie gire (ya en el suelo) hacia la parte interna del pie. Debes saber que es un giro completamente natural del tobillo hacia adentro.

Supinador: A diferencia de los pronadores, se ejerce el mismo movimiento, pero el peso se instala en la parte exterior del pie. Normalmente se da este tipo de pisada en corredores con el arco muy alto.

Neutral: Es un tipo de pisada donde los tobillos y pies no tienden a apoyarse en ningún extremo, sino que se alinean para definir el apoyo sobre el suelo.

Factores de riesgo

Existen determinados elementos que nos hacen dar una forma incorrecta de pisada y depende de nosotros conocerlos para poder corregirlos. De igual forma, factores externos como el tipo de calzado o la superficie del terreno, pueden determinar la manera en que caminamos.

En el caso de practicar ejercicio, el equipamiento deportivo es vital para que tengamos una correcta salud plantar. Por ejemplo, es más recomendable correr sobre una superficie de tierra o goma que sobre el asfalto, pues los primeros amortiguan nuestra pisada. Por otro lado, hay características internas que condicionan nuestra forma de pisar como el peso, la condición física, problemas de salud, la manera en la que entrenamos y nuestra situación anímica. Otra circunstancia que nos lleva a sobrecargar la pisada es tener una alineación errónea, como los pies planos.

Pisar de forma errónea puede ser el causante de lesiones como:

  • Tendinitis
  • Esguinces
  • Fascias plantares
  • Fracturas por estrés
  • Sobrecargas musculares
  • Basculaciones pélvicas
  • Condropatías

En consecuencia, pisar de forma incorrecta puede derivar en dolencias físicas, como fascias plantares, esguinces o tendinitis, entre otras.

Tips para reconocer tu pisada

1. Observa tus zapatillas y define el desgaste que tienen, ya que los pronadores desgastan tanto la parte exterior del talón y el interior de la parte delantera, mientras que los supinadores desgastan toda la parte exterior.

2. Pisa (mojándote antes la planta del pie), en una tira larga de papel, para ver de qué forma haces más presión con tus pies.

3. Haz el "truco de las 3 sentadillas", con los pies pegados: Debes pararte, con los pies pegados y bajar como si hicieras una sentadilla (pero con las manos en la cintura). Y al hacer estos ejercicios, si en la tercera repetición tus rodillas rozan o chocan, es que ejerces mayor presión en la parte interior de tus pies (pronador), y si se abren, probablemente seas supinador.

Visita a un especialista y evita daños mayores!

¡Hasta el próximo post chicos!

¿Te gusta FV Nutrición?

¡Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu email!

Más publicaciones